El sector agrario apuesta por la I+D+i para garantizar alimentos sostenibles, rentables y de calidad

El sector agrario apuesta por la I+D+i para garantizar alimentos sostenibles, rentables y de calidad

Valencia, 2 de junio de 2016.

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍAS, GARANTÍAS DE FUTURO EN AGROALIMENTACIÓN

  • El sector agrario es un sector innovador y muestra de ello es que es el segundo más productivo en España, tras el sector turístico.
  • Sin embargo, existe un desconocimiento generalizado en la sociedad española sobre la agricultura; los ciudadanos identifican al agrario como un sector poco innovador.
  • La Finca Experimental Sinyent, puesta en marcha en 2011 por AVA-ASAJA, es un espacio innovador, de “investigación de proximidad”, donde se realizan ensayos y se transfiere tecnología directamente a los agricultores de manera rápida y práctica.
  • Los ensayos se llevan a cabo con más de 20 cultivos diferentes: se experimenta con distintas variedades de cada cultivo, patrones, abonos, sistemas de riego, mecanización, nuevas prácticas de cultivo y eficacia de los productos fitosanitarios.
  • AVA-ASAJA y AEPLA han suscrito un convenio con el objetivo de paliar el problema de la escasez de materias activas necesarias para proteger los cultivos de las plagas y enfermedades.
  • AEPLA lamenta que la legislación europea en materia fitosanitaria enfatice la peligrosidad de estos productos y reclama un marco normativo que, fundamentado siempre en criterios científicos, estimule y no desaliente la innovación.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA) han abierto hoy las puertas de la Finca Experimental ‘Sinyent’, puesta en marcha en 2011 por iniciativa de AVA-ASAJA en Polinyà de Xúquer (Valencia) y que tras cinco años empieza a dar sus primeros frutos.

Esta iniciativa, sin apenas antecedente conocido en el ámbito de las organizaciones agrarias europeas, pretende dar cumplida respuesta a las necesidades del sector agrario en un capítulo tan decisivo, en términos de futuro, como es la investigación y la innovación.

El proyecto de experimentación agraria de la Finca de Sinyent pone de manifiesto, además, la alta profesionalización existente en el sector agrario español y la apuesta decidida de los agricultores españoles por el empleo de nuevas tecnologías y las iniciativas innovadoras.

De hecho, ha sido precisamente esa actitud abierta a la innovación la que ha resultado esencial para que el sector agrario haya logrado ser el segundo más productivo en nuestro país -solo por detrás del turismo- y España el primer exportador mundial de frutas y hortalizas.

Esta visión innovadora que muestra el sector agrario con iniciativas como la Finca de Sinyent rompe con la asociación tradicional que tiene la sociedad de un sector agrario identificado como artesano y poco industrializado; una imagen de la agricultura española que permanece en la ‘I Encuesta sobre Percepción e Imagen de la Agricultura’, presentada por Aepla hace escasas fechas.

En la misma encuesta se ha comprobado que existe un desconocimiento generalizado en la sociedad española acerca de la agricultura y de los diferentes sistemas de producción. Así, por ejemplo, un 64% de los ciudadanos cree que la agricultura es una actividad que se nutre mayoritariamente de personal con escasa cualificación.

‘Investigación de proximidad’ para transferir tecnología de manera ágil y eficaz

En palabras de Cristóbal Aguado, presidente de AVA-ASAJA, en referencia al proyecto que la organización agraria tiene en la provincia de Valencia, Aguado explica que “se trata de un ejemplo de ‘investigación de proximidad’, sin apenas precedentes en la agricultura española, pensado, concebido y diseñado para realizar ensayos y transferir tecnología de manera ágil y eficaz a los asociados de AVA-ASAJA, lo que les permite dotarles de herramientas esenciales para afrontar los retos de futuro”.

La finca, que cuenta con una extensión de 25,30 hectáreas, reúne las condiciones climatológicas, edafológicas y de dimensiones adecuadas para el objetivo de la experimentación, dado que está adaptada a la mayoría de cultivos implantados en la Comunidad Valenciana. Como recalca Cristóbal Aguado, “el objetivo del proyecto es el impulso de la I+D+i, poniendo especial atención a la transferencia de tecnología”.

Desde su puesta en marcha en 2011, se ha plantado ya para ensayos agronómicos la casi totalidad de la superficie disponible. Estos se llevan a cabo en más de 20 cultivos diferentes: cítricos, caqui, olivo, almendro, nogal, algarrobo, cereza, arándano, platerina, paraguayo, melocotón, nectarina, albaricoque, ciruelo, granado, litchi, aguacate, kiwi, uva de mesa, uva de vinificación, hortícolas, arroz y silvicultura.

Asimismo, en cada parcela –cada una de ellas con una dimensión aproximada de 1 hectárea- se experimenta con diferentes variedades, patrones, abonos, sistemas de riego, mecanización, nuevas prácticas de cultivo y eficacia de los productos fitosanitarios.

Escasez de productos para proteger los cultivos

En el caso concreto de la investigación con productos fitosanitarios, AVA-ASAJA ha suscrito un convenio de colaboración con la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA) con el objetivo de hacer frente al problema de la escasez de materias activas necesarias para proteger los cultivos frente a las plagas y enfermedades que los amenazan, una situación que pone en peligro la viabilidad de las producciones agrarias.

En este sentido, los agricultores necesitan y demandan nuevos productos innovadores que les permitan aumentar la productividad de sus cosechas y, por tanto, su competitividad, así como otros instrumentos que mejoren la eficiencia en el uso del agua, de la energía y de los recursos de la tierra.

Por el contrario, la legislación que actualmente se está desarrollando en Europa en materia fitosanitaria pone el énfasis en la peligrosidad de estos productos, lo que dificulta una decidida inversión en I+D en este ámbito, limitando así que los agricultores dispongan de soluciones más eficientes para la protección de los cultivos.

“Por esa razón, debemos favorecer una política basada en criterios científicos que valore de manera equilibrada los riesgos y beneficios de los productos fitosanitarios y no demonice las excelentes soluciones que la ciencia nos proporciona”, reclama Carlos Palomar, director general de AEPLA. “Los productos sanitarios –continúa Carlos Palomar– desempeñan un papel importante en la Gestión Integrada de Plagas y resultan fundamentales en el actual sistema de agricultura productiva sostenible”.

“Pero para garantizar la competitividad del sector agrario y ser líderes en innovación agrícola –precisa el director general de AEPLA– resulta imprescindible un marco normativo que fomente y no desaliente la innovación, como actualmente está ocurriendo en Europa”. De este modo se contribuiría también a la creación de una agricultura sostenible, eficiente, competitiva y productiva pues, como concluye Carlos Palomar, “innovando hoy hacemos frente a los retos de mañana”.


Sobre la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA)

AEPLA es la asociación empresarial que representa al sector fabricante de productos fitosanitarios en España. Estos productos protegen los cultivos de las plagas y enfermedades que los amenazan, desempeñando un papel clave para garantizar una producción suficiente de alimentos sanos, seguros y asequibles para todos. Para que los agricultores puedan disponer de estas herramientas, las compañías que forman AEPLA trabajan e invierten, utilizando todos los avances tecnológicos a su alcance, para desarrollar soluciones científicas que, además de favorecer la rentabilidad de sus cosechas, garanticen la seguridad del aplicador y protejan el medio ambiente. Para más información, visite www.aepla.es.

Sobre la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA)

Fundada en 1977, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) es una organización reivindicativa de carácter empresarial que defiende los intereses de los agricultores y ganaderos valencianos. Territorialmente, forman parte de la Asociación unas 200 delegaciones locales en el territorio de la Comunidad Valenciana que a su vez, se organiza sectorialmente en 25 áreas diferentes, abordando diversos temas, desde la agricultura ecológica, la apicultura o el arroz, hasta los productos hortícolas, el medio ambiente, las naranjas o el olivar.

Descargar la nota de prensa en PDF